La crisis de Kosovo

|

De nuevo nuestro país en la mirada del mundo. El aviso que la ministra Chacón hizo ante los soldados españoles -impulsada quizás por la emoción que supone compartir una jornada con los militares a miles de kilómetros de su país y de sus familias-ha vuelto a dejar en entredicho la política exterior española, y sobre todo ha generado cierta descoordinación entre los diferentes departamentos que componen el gobierno. No lo digo yo, se ha puesto de relieve en los medios de comunicación y ha supuesto un toque de atención de nuestros aliados internacionales, especialmente en el seno de la OTAN. Parece lógico pensar que si estamos inmersos en un orden político internacional, integrados en determinadas estructuras y alianzas, no tiene mucho sentido tomar decisiones de manera unilateral.

Realmente todo parece indicar que algo está sucediendo, a buen seguro motivado por el esfuerzo que en estos momentos se dedica a paliar los efectos de la crisis y sobre todo, a perfilar y consolidar un gobierno de rumbo diferente en el país vasco. Además, la falta de una mayoría suficiente del PSOE en el gobierno, y la ruptura de acuerdos con el PNV y otras fuerzas, da la impresión de estar desgastando a un gobierno de progreso, que aún tiene importantes retos por delante. Estoy convencido que los socialistas están capacitados para ello. Es posible que sea necesario realizar algunos retoques o cambio de rumbo. No pasa nada, la autocrítica y evaluación continua siempre ayuda a consolidar un plan marcado, una estrategia política o cualquier objetivo.

En política, como en todo en la vida, los errores han de reconocerse, al menos lo suficiente como para que no se genere la desconfianza entre los ciudadanos. Es de humanos el equivocarse, como es de humanos el rectificar. En este sentido, creo que tampoco pasaría nada porque así se hiciera, como creo que se ha hecho cuando automáticamente se han convocado reuniones y se han aclarado las declaraciones de la Ministra.


0 comentarios :