Huelga, paro o simplemente desplante

Hoy día 18 de febrero de 2009 pasará a la historia de la democracia de este país por la convocatoria de paro en la judicatura española, tal y como ya venían anunciando desde hace meses. Para unos, como una medida de protesta contra la situación de los servicios públicos de justicia (falta de recursos y medios);para otros una batalla campal contra la chulería e intransigencia de un ministro (Bermejo) que últimamente está haciendo méritos para que muchas personas desconfíen de él, incluso ilustres exministros socialistas como Jerónimo Saavedra quien pidió su dimisión por su encuentro con Garzón.

En mi opinión todo este tipo de movimientos son necesarios -me refiero a las reivindicaciones laborales- si ello significa que los ciudadanos de a pie, los destinatarios finales de los servicios de justicia, van a recibir mejoras sustanciales. No olvidemos que el caos que existe en los juzgados no pasa desapercibido para nadie, ni siquiera la falta de medios que fue puesto en entredicho con el caso Mariluz. Si a ello se añade el hecho de que no existe regulación alguna para el poder judicial, en lo que se refiere al derecho constitucional que recoge la carta magna en su artículo 28(derecho de huelga), los jueces lo tienen "a huevo" para hacer lo que les plazca, pues no creo yo que este colectivo no sepa en qué terreno se mete, cuando son ellos quienes mejor conocen los entresijos de la normativa y preceptos legales.


Obviamente al final el pato lo pagamos los de siempre, como en todas las huelgas (aún recuerdo la última del transporte que nos mantuvo a raya algunos días), aunque bien pudiera existir alguna aptitud del gobierno mucho más cercana al diálogo y que no parezca que existe una cruzada abierta, sin demasiadas posibilidades para la negociación, al menos mientras que quien se sitúe al frente no sea llamado al orden, o al menos a la reflexión para que algo cambie. Recordemos que este enfrentamiento se arrastra desde hace meses, genera mucha desconfianza entre los ciudadanos y no creo yo que sea muy beneficioso para un gobierno democrático que tiene que obligatoriamente entenderse con ellos.

0 comentarios :