El paro se dispara

El paro ha vuelto a subir en enero de 2008 y eso es sin duda una muy mala noticia para nuestro país y para la región de Extremadura que ha visto como el número de parados supera ya los 100.000. Sinceramente a mi lo que me preocupa en estos momentos es lo que pueda pasar en familias en las que nadie trabaja, e incluso en aquellas familias en las que quienes cobraban el subsidio de desempleo como único ingreso puedan agotar las prestaciones y se encuentren sin nada, lo que generaría un problema social -imagino que con algún caso existente ya- de una dimensión humana muy grave. No es tiempo de echarse la culpa unos a otros, de buscar culpables o de tirar la piedra y esconder la mano. Es momento de máxima unidad, de la búsqueda de soluciones imaginativas desde la política y sobre todo se hace necesario un mayor frente sindical ante quienes pretenden hacer de la crisis y del drama humano, negocio. Y cuando digo negocio me refiero a usar algunas de las irregularidades penalizadas por el Estatuto de los Trabajadores, en cuestiones de despido, de contrataciones sin alta en la seguridad social, de impago de horas extras, etc...

Parece ser que donde más se está sufriendo este tipo de incidencias es en aquellas zonas industriales, especialmente de Cataluña, Madrid y grandes ciudades, donde los ERES comienzan a aflorar un día si y otro también. En Extremadura también empiezan a producirse movimientos en este sentido, aunque parece que las zonas rurales, al menos en lo que yo observo están sufriendo menos estos efectos, sobre todo porque se suele trapichear y en general no se suelen tener las viviendas hipotecadas. Aquí la economía tiene otro ritmo, aunque claro está que sí se sufren algunas consecuencias como el cierre del grifo de los créditos, la falta de consumo, etc., en especial en un sector como el turístico que en el caso de Guadalupe, donde vivo, es el más importante.

Me gustaría conocer la opinión de quienes leéis este blog, en especial vuestras propuestas para mejorar estas cifras, en especial en Extremadura.

Yo propondría la reorientación de profesionales de unos sectores a otros, el impulso de políticas de retorno y repoblación en zonas rurales (dicen que con menos crisis) y el control del fraude con mayor contundencia.

0 comentarios :