Noche de magia e ilusiòn

|

La magia que envuelve a los Reyes Magos de Oriente, de cuya fantasía disfruté cuando era un niño, ha vuelto a mi vida y a la de mi hijo. Este año, su madurez le sitúa en un peldaño más de la escalera que supone ir creciendo y con ello ser más consciente de todo cuanto le rodea, de despertar con cierta celeridad esa curiosidad que caracteriza al ser humano, especialmente cuando se tienen pocos años y todo es aprendizaje e imitación. A pesar de todo la ficción tradicional de los reyes Melchor, Gaspar y Baltasar, sigue viva porque de ello nos encargamos nosotros los reyes de este mundo, los cómplices singulares de los magos de Oriente que queremos impregnar de ilusión a nuestros pequeños, porque un día también fuimos bañados del espíritu que envolvía a esta tradición católica y nos sentimos queridos, adorados y en cierto modo complacidos.

Esta tarde, la Puebla y Villa de Guadalupe, como todos los pueblos y rincones del mundo, volverá a recibir a la comitiva real, a esos auténticos protagonistas de la bella historia que siempre nos contaron y que hoy parece por momentos olvidada. Hoy, Melchor, Gaspar y Baltasar, acompañados por los niños del pueblo y por la Banda de Música volverán a recorrer nuestras calles para descargar la gran cantidad de regalos que, aunque algo mermados por la crisis económica, pretenden atender las peticiones de los más pequeños.

Hoy, quienes fuimos niños nos volveremos a reencontrar con la niñez, nos sentiremos menos mayores y de algún modo recuperaremos en nuestras carnes esa ilusión que un día nos invadió y que observaremos reflejada en nuestros pequeños. Ojalá esta noche y su magia duren eternamente.


3 comentarios :

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Espero que hayas recibido muchos regalos. A mi el más grande me lo ha dado mi hija que se había olvidado de comprar su regalo para mi y en compensación me ha dado un besote y un abrazote grande. Lo cual le he agradecido más que el más grande regalo que me pudiera haber comprado.

Recibe un abrazote amigo.

Jose Vicente de Pescueza dijo...

Que ese niño que todos tenemos en nuestras vida, nunca deje de nacer.
Felices Reyes, especialmente a quienes este 2009, nuevamente, voleran a ser Papas.
UN ABRAZO GRANDE.

Ruralita dijo...

Gracias amigos por vuestros comentarios.

Os deseo lo mejor en este nuevo año.