Los cristales de Juan Carlos

|

"Rompiendo cristales" es el título del libro que Juan Carlos Rodríguez Ibarra, Ex- Presidente de la Junta de Extremadura, ha escrito recientemente y en cuya presentación estuve anoche en el Complejo Cultural San Francisco de la ciudad de Cáceres. Para presentarlo uno de sus mejores amigos, a quien el autor decía haberle sido leal siempre, especialmente cuando ocupaba la Vicepresidencia del gobierno que presidía Felipe González. Me refiero a Alfonso Guerra, al que conoció en Sevilla cuando estudiaba en la Universidad.

Tuve la suerte de conseguir un libro, al día siguiente de su puesta de largo, y lo hice en un rincón maravilloso de la ciudad de Cáceres, de manos de la entrañable librera Consuelo Sánchez, Chelo, en la Calle Moret de esta ciudad. Aquel encuentro en forma de columna -sirvió de inspiración a mi artículo del Extremadura, "Los intangibles de Cáceres 2016"- será enmarcado por la propia protagonista , lo que sin duda me ayuda a seguir escribiendo sobre lo cotidiano y sobre las personas anónimas. Pero, estaba hablando del libro que Juan Carlos ha escrito, cuyo ejemplar envié a la Oficina que el ex-presidente tiene en Mérida para que me lo dedique convenientemente, y que por tanto aún no he comenzado a leer. Sin embargo, tengo que confesar que la presentación que de él hizo el propio autor y el mismo Alfonso Guerra, con algunas pinceladas y fragmentos sobre su contenido me han despertado la curiosidad por comenzar a leerlo y conocer un poco más a este político, al que admiro y cuyos discursos e intervenciones siempre me parecieron espectaculares.

Me gustó muchísimo cuando Juan Carlos hablaba de que se le había acusado de dedicar poco esfuerzo a las ciudades volcándose en los pueblos. El decía que eso tenía fácil explicación porque quienes vivían en los pueblos no tenían a la vuelta de la esquina el hospital, la universidad u otros servicios. Además, según relataba Guerra en el libro se extraen interesantes reflexiones políticas que están en boga en la actualidad, como es el caso de el estado de las autonomías, los partidos nacionalistas y la concepción de España que Ibarra siempre ha tenido y que parece estar en peligro a causa de las reformas de los Estautos emprendida en la anterior legislatura.

Estoy seguro que el libro no tendrá desperdicio, como tampoco lo tendrá el próximo, que según parece irá sobre Extremadura. Algo de esta tierra tiene que saber quien la ha gobernado casi 24 años y quien más de una vez ha tenido que romper cristales para que Extremadura sea escuchada, llamando así la atención al estado o a quien pretendía usurpar o pisar su dignidad, para que ocupase el lugar que le correspondía y para que al menos apareciese en el mapa, como el mismo nos relataba ayer.



0 comentarios :