Ponga un cluster en su vida

|

Parece que ahora se está poniendo de moda la puesta en marcha de los clusters empresariales, o lo que es lo mismo la concentración de una serie de empresas de un sector determinado y de una zona geográfica concreta con el firme objetivo de aunar esfuerzos y de mejorar su competitividad empresarial. En Extremadura este término es relativamente reciente, aunque ya se viene utilizando desde hace años. En la actualidad dos clusters han sido impulsados por la propia administración autonómica: el de las energía renovables y el de las empresas agroalimentarias. Parece lógico pensar, y de hecho es así, que este tipo de alianzas se generan en torno a sectores estratégicos, claves para el desarrollo de una zona concreta. En Extremadura es obvia la importancia de las energías renovables y del sector agroalimentario, como también otros que se irán sumando a esta moda de los clusters, como puede ser el turístico o incluso el transporte.

Parece que cada vez cobra mayor peso en todos los sectores y en todos los ámbitos el dicho popular de "la unión hace la fuerza". Y es que ante la globalización que nos rodea no podemos permanecer quietos, sino que hemos de ser activos en todo lo que significa mejorar la competitividad de nuestras empresas.

No estaría mal, y ojalá sea así, que este tipo de artilugios y de plataformas de cooperación pudiesen construirse en temas sociales y ante determinados asuntos que nos preocupan demasiado a los ciudadanos, como podría ser por ejemplo la creación del cluster contra el desempleo, el cluster de empresas farmacéuticas contra determinadas enfermedades, el cluster contra la guerra... No sería descabellado, ni siquiera una quimera, pensar que al final esto de los cluster también tiene beneficios sociales y que a lo mejor, con Obama en la Casa Blanca y con una estrategia mundial inspirada en la filosofía cluster, el mundo empezaría a ser diferente.

0 comentarios :