Sueño de un día de verano

|

El Diario Oficial de Extremadura, DOE, publicó ayer el DECRETO 177/2008, de 29 de agosto, por el que se regula ayuntamientos de Extremadura de tramos urbanos de la Red de titularidad de la Junta de Extremadura. Nada más echarle un vistazo y leerlo detenidamente se me ha venido a la cabeza la posibilidad que acaso pueda tener para un Ayuntamiento como el de Guadalupe, donde la travesía que vertebra el municipio y lo divide en dos, pudiese pasar a ser de su propiedad con todo lo que eso conlleva.


Parece lógico pensar que el que esa propiedad pueda pasar a manos de un Ayuntamiento como el de Guadalupe puede suponer a priori un mayor gasto para las arcas municipales (alumbrado, firme, señalización, etc.). Sin embargo, también puede suponer la oportunidad de poder decidir sobre el futuro de algunos tramos especialmente afectados por el uso turístico e incluso la oportunidad de abordar pequeñas obras de mejora en beneficio del peatón como pueden ser pasos de peatones elevados y otras similares, que bien pudiesen formar de un proyecto urbanístico de hondo calado en la localidad y que sería posible si existiese una apuesta fuerte de la Administración por mejorar las infraestructuras turísticas. Podría suponer, siempre y cuando existiese un estudio serio de ordenación del tráfico, la puesta en marcha de una zona azul con bonificaciones o exenciones para los vecinos que pagasen el impuesto de matriculación en la localidad.

Un bulevar singular que pudiese ser el eje de estructuración y ordenación de un nuevo modelo de urbanismo local, siempre respetuoso y adecuado a las necesidades fundamentalmente del vecino, siempre prioritario.

El el otro extremo está el coste que esto supondría, que me temo sería muy alto, pero claro está que pudiese ser un proyecto de varias fases, en las que se podrían abordar aquellas que más prioridad tuviesen, y en eso creo que todos los guadalupenses estamos de acuerdo. Un primer paso sería peatonalizar el tramo que va del cruce de Huerta del Hospital con Gregorio López al cruce de Fray Eloy Uribe con Alfonso el Onceno,  especialmente en épocas en las que la capacidad de carga de ese espacio lo requiere (fines de semana y fiestas especiales).

Podría suponer un proyecto de todos, que liderase el ayuntamiento pero en el que se implicasen todas las empresas afectadas, e incluso sería la base para la puesta en marcha del Centro Comercial Abierto de índole turística de Guadalupe, en el que la Junta de Extremadura -estoy seguro-se volcaría, al tratarse de un enclave excepcional para promocionar la región entre los visitantes y turistas.

Soñar es gratis, y quien sabe si algún día los sueños se hacen realidad.

0 comentarios :