Nueva vergüenza en el Caúcaso

Foto: www.publico.es

Que Putin era un dictador todos los sabíamos, del mismo modo que conocemos sus métodos y sus hábitos para quitarse del medio los problemas también.¿Quién no recuerda aquella matanza en un teatro y otras atrocidades similares? Ahora, este imperialista a vuelto a las andadas, aprovechando la tregua que los juegos olímpicos suponen para el mundo, y que le ha importado un pito, es más, creo que lo ha hecho a conciencia para acaparar más aún la atención del mundo.En este sentido, creo que el COI debería expulsar directamente de los juegos a toda la delegación rusa, mientras no haya un alto al fuego en el Caúcaso, y retire las tropas de la zona.

Mientras continúa la invasión de Georgia, las instituciones internacionales responsables de velar por la paz en el mundo continúan agotando sus acciones diplomáticas, que mucho me temo serán vanas para las pretensiones de esta gentuza, que por enésima vez han emprendido un conflicto armado. Especialmente me preocupa eso, la pasividad y la ignorancia de las órdenes y resoluciones que han sido ya dictadas para que se retiren las tropas. Detrás de todo esto solo hay intereses económicos como no podría ser de otra forma y lo peor de todo es que ya se han producido muertes inocentes.

Está claro que en este mundo globalizado aún existe mucho imperialismo, mucha tolerancia hacia los grandes dictadores que protagonizaron la guerra fría, mucha dejadez y poca contundencia con quienes, saltándose a la torera las normas internacionales, los derechos humanos y otros preceptos, campan a sus anchas en los campos de batalla, arrasan pueblos, matan a sus gentes y al poco tiempo, todo se olvida, hasta que llega la próxima. Esto es una vergüenza.


video
Vídeo: 20minutosTV

0 comentarios :