Medidas para paliar la crisis

El Presidente de la Junta de Extremadura suspendió ayer momentáneamente sus vacaciones de verano, para reunirse con las agentes sociales (UCE-UPA, Comisiones Obreras y UGT).La reunión que se enmarca dentro del calendario del diálogo social -que anunciase en la toma de posesión y que ha venido cumpliendo desde entonces- ha servido para presentar una serie de medidas interesantes para paliar la situación por la que atraviesa la economía española, y en particular la extremeña. Además de congelar los salarios a los funcionarios públicos, cuyo conocimiento ya teníamos, el presidente socialista se ha referido a la puesta en acción de un ambicioso proyecto, que supondría la puesta en venta de viviendas de protección oficial, para paliar la crisis en el sector de la construcción, además de la presentación de alguna iniciativa parlamentaria que sirva para la regulación de los precios agrícolas, que como sabemos es uno de los temas que más afecta a un sector de vital importancia en Extremadura, que es el sector de la agricultura y la ganadería.

Si Guillermo cambió el bañador por la corbata, Zapatero hizo lo propio en la Moncloa, convocando un Consejo de Ministros que ha servido para ratificar algunas de la medidas adoptadas y anunciar otras. Hasta un total de 24 reformas, que afectan a la vivienda protegida y las Pymes, especialmente con mejoras y apoyo a la financiación (20.000 millones de euros de financiación adicional en 2009 y 2010) con créditos extraordinarios que se sumarán a las líneas de crédito habituales del ICO para Pymes.Además Zapatero se refirió a planes de rehabilitación de viviendas para apoyar al sector de la construcción, además de mejoras en las zonas de uso turístico, y la ya conocida supresión del impuesto del Patrimonio.



Con estas medidas socialistas, a nivel regional y nacional, parece que existe una puerta abierta a la esperanza y al optimismo, aunque con cierta cautela, pues en todo lo que uno no controla no se pueden lanzar campanas al vuelo y menos tener la seguridad de que la situación irá mejorando, aunque el precio del crudo nos hace pensar que será así, algo que ya hemos notado en el bolsillo cuando hemos ido a repostar a las gasolineras. Sin embargo, por delante están los presupuestos para 2009 que deberán marcar el rumbo político de esta legislatura, y que deberán ser más sociales que nunca, pues el mantenimiento del gasto social debe ser la prioridad del gobierno, máxime cuando se trata de un gobierno de izquierdas y de progreso.

Por otra parte, parece que el señor Montilla se está aislando un poco en el seno de la familia socialista, distanciándose sin motivos de sus miembros. El propio Vara, en la rueda de prensa de ayer en Mérida se refirió a ello y según recogen algunos medios, echa de menos la llamada de Montilla o de alguien de la Generalitat en alusión a las declaraciones de las última semanas sobre Extremadura. La guerra entre el PSC y el resto de socialistas de España parece estar iniciándose y va a ver mucha tela que cortar en este nuevo planteamiento de futuro. Esto no hace sino afianzar algunas opiniones que siempre se han tenido con respecto a la forma de ser de algunas personas que viven allí.

1 comentarios :

Administrador dijo...

Esperemos que las medidas ayuden en algo, porque esta crisis es de las gordas, de las que asustan a los políticos y dejan paralizados sin capacidad de reacción a los economistas. Mal asunto.
Ya he visto tu enlace a La Muralla, muchas gracias, yo he hecho lo propio en el apartado "Blogs que se Mojan y Opinan". Como el tuyo.
Un abrazo Felipe.
El Guardián de La Muralla

http://nacionalismostop.blogspot.com/