Las relaciones empresa-universidad

Foto: Bancaja

Mañana jueves, el profesor de la Universidad de Extremadura, el doctor Carlos Ongallo, participa en una mesa redonda que, con el título "Relaciones Universidad-Empresa para el Empleo de los Universitarios", se celebra en Santander, en el seno de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Concretamente, Ongallo participa en una mesa redonda que se celebra en el marco del curso denominado "Empleo en un mercado globalizado", y que tratará de desvelar los retos de futuro para la universidad.

Echándole un vistazo a las notas y reflexiones que Carlos Ongallo me pasó a través del Skype, me he congratulado con su posición y opinión sobre el sistema Universidad-Empresa, concepto muy utilizado en los últimos tiempos, especialmente cuando se habla de investigación, desarrollo e innovación, la famosa I+D+i. Sin embargo, Ongallo comienza a plantear la relación entre el conocimiento que tradicionalmente se ha venido gestionado en las universidades y la experiencia o integración del mismo en el día a día de la ciudadanía, en el desarrollo económico y social de nuestro entorno, pero también en el desarrollo personal que cada uno necesita para poder hacer frente a situaciones reales, que se plantean en la vida.

En su disertación -quizás atrevida o acaso innovadora- tratará de poner sobre la mesa algunas cuestiones que identifican y diagnostican el estatus del universitario de hoy: estudiantes acomodados sin afán emprendedor, desinterés por el aprendizaje más allá de lo que se le exige, falta de conocimientos globales (lo que antes se llamaba cultura general) y un elevado absentismo. Por otra parte, Ongallo, no quiere dejar escapar la ocasión para radiografiar el presente de la universidad, sumida quizá en una crisis de identidad o posiblemente de objetivos, que más bien provoca cierto desequilibrio entre la oferta y la demanda, o más bien una confusión entre lo tradicional y la vanguardia. En este sentido, las iniciativas que desde la Universidad de Extremadura se han puesto en marcha, tales como la creación de la oficina de empresas y empleo, que gestionan en mi opinión con eficacia, acciones encaminadas a reducir estas distancias - entre el conocimiento y la sociedad, entre lo académico y lo social- han sido determinantes para que, al menos, Extremadura se posicione en otra dimensión y pretenda acercar la universidad a la ciudadanía.

La creación de la plataforma de empleo Pathfinder (la primera de España por delante de Universia, con 5.300 puestos de trabajo ofertados en 2007 para estudiantes de la UEX), la organización de eventos y actividades específicas para el fomento de las relaciones empresa-universidad, la formación complementaria del alumnado en habilidades sociales o la creación de una Business School impulsada desde esta universidad, dan buena cuenta del éxito y del porvenir de lo que supone llevar a la práctica estos planteamientos, y todo ello a coste cero para la entidad académica.

Mucho de esos éxitos, se deben sin duda al intrépido profesor y a su equipo, a la fe de un extremeño en su tierra y en su gente, y al apoyo institucional recibido.

Buena suerte y adelante.

0 comentarios :