Impulso tecnológico para el camino real

Uno de los mayores hándicaps con los que cuenta el medio rural, aparte de la ya machacada -y no por ello olvidada- ADSL, es la cobertura de telefonía móvil. En zonas de montaña como Las Villuercas o Los Ibores, esto era un problema, si cabe más pronunciado, por eso de las condiciones orográficas. A pesar de ello, no todo son malas noticias y hoy mismo, nada más abrir el correo mi querido amigo Antonio Dávila, Presidente de la Asociación del Camino Real de Guadalupe, me ha comunicado la buena nueva de que la sierra de Altamira, ubicada a caballo entre Las Villuercas, Los Ibores y la Jara, alberga desde hoy un repetidor para la telefonía móvil. Una reivindicación que se venía manifestando desde este colectivo y una excepcional noticia para todos los vecinos y lugareños, pero también para los caminantes y senderistas del camino real, en pleno proceso de recuperación y puesta en valor. Un impulso importante a este proyecto de resucitar esta vía histórica, y una mejora imprescindible para poder abordarlo, máxime cuando estamos hablando de una zona tradicionalmente dejada de la mano de Dios.

Mis felicitaciones a quienes lo han logrado y sobre todo mi aliento a las gentes de esa zona, agricultores y ganaderos especialmente, para que encuentren con este logro una nueva oportunidad de desarrollo y por tanto, una esperanza a seguir en pie, a pesar de los malos tiempos que corren.

0 comentarios :