Cierre del año jubilar guadalupense


Con los actos religiosos que esta mañana se han celebrado en la Real Basílica de Guadalupe, se han dado por clausurados los eventos religiosos y culturales del año jubilar guadalupense, cuyo inicio tuvo lugar el pasado día 24 de marzo de 2008. Esta mañana estuve presente con los compañeros y compañeras de la Coral Santa María de Guadalupe, a los que tuve el honor de dirigir por primera vez. La celebración eucarística al estilo de las misas solemnes que se ofician en la Puebla ha estado presidida por el Cardenal Primado de España, el Señor Antonio Cañizares, al que le han acompañado otros prelados de las diócesis extremeñas y el titular de la de Segovia, cuyo pueblo de origen es precisamente Guadalupe.



Ayer sábado por la noche, los vecinos de Guadalupe y de los pueblos de Las Villuercas, además de los turistas y visitantes que se encontraban allí, tuvimos la ocasión y el privilegio de disfrutar de un espectáculo de luz, sonido y pirotecnia, de esos que se quedan grabados en la retina para toda la vida. La fachada del Monasterio, declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1993, fue el escenario ideal para recordar mediante proyecciones de luz y pirotecnia, los valores y tesoros que se encierran en su interior, especialmente el más preciado, la Virgen de Guadalupe, considerad por los extremeños y extremeñas católicos como su Patrona, ha hecho precisamente en este año jubilar 100 años.

Mucho se podía hablar del año jubilar y de sus repercursiones en la Puebla, que parece ser en el aspecto privado han sido, desde el punto de vista económico, muy buenas. Las empresas de servicios ligadas al turismo han visto incrementado sus ingresos por la mayor afluencia de visitantes en este año, especialmente motivado por las campañas y promoción que de Guadalupe se ha hecho. En el plano público, y más concretamente en el ámbito del gobierno municipal, creo que ha sido una oportunidad "de oro" perdida, un interesante icono promocional que bien hubiese merecido algún esfuerzo mayor, especialmente en la parte inversora. En lo que yo conozco lo único que se ha hecho ha sido la publicación de un pequeño libro en homenaje a Gregorio López y poco más. Realmente la espina clavada de quienes a veces nos sentimos precursores, que no profetas, de los potenciales de una tierra, hemos echado en falta un mayor apoyo a las rutas de peregrinos, concretamente al Camino Real de Guadalupe, pero también a otros, que verán como después del paso de jubilar, seguirán estando intransitables en algunos tramos, sin señalizar y sin espacios de descanso o de recreo. Por otro lado, Guadalupe, bien hubiera merecido haberse dotado de un museo del peregrino, de un albergue municipal de peregrinos o de alguna infraestructura que hubiese servido para mostrar a las generaciones futuras el paso de este importante año en nuestra historia.

A pesar de todo, Guadalupe sigue vivo, con proyectos para el futuro y con ideas que siempre están ahí, para cualquier momento en que surja la oportunidad. Algunas de ellas son:

- Creación de una zona peatonal en la plaza y alrededores.
- Albergue de peregrinos municipal.
- Museo del peregrino en el que se puedan mostrar y divulgar los caminos, mapas antiguos, trajes de época, etc.
- Realización de un plan de recuperación de caminos de peregrinación.
- Creación de una Fundación Cultural de promoción de Guadalupe, con relaciones especiales con América Latina, del mismo modo que Yuste lo es en Europa.

En fin, que podría estar mucho tiempo escribiendo, pero prefiero que los lectores, comentaristas o visitantes de este espacio, lancéis vuestras ideas a modo de comentarios, y que quien tenga que tomar nota lo haga.

2 comentarios :

Ave Fenice dijo...

No vives en Mexico verdad?

Felipe dijo...

Pues no vivo en España, concretamente en Guadalupe (Cáceres-Extremadura)