Proyecto innovador en una zona rural

Hoy estuve junto a Carlos Bravo, alcalde de Cañamero y Presidente de APRODERVI, y Pedro Pazos, responsable de la empresa INGEMA,S.L. especializada en energía solar, presentándole al Consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura el proyecto de planta de eliminación de alpechines por energía solar, proyecto cuya asistencia técnica (redacción y elaboración de informes previos) tuvimos el privilegio de que nos financiase el Gabinete de Iniciativa Joven de la Junta de Extremadura. La idea original de la empresa, ubicada también en Las Villuercas, puede suponer una alternativa real para este grave problema que tienen en mayor medida las almazaras o fábricas de elaboración de aceite de Extremadura y también de otras regiones oleícolas españolas.

Tengo que reconocer que el trato por parte del titular de la Consejería, el Señor Navarro, fue exquisito y muy adecuado a lo que corresponde a un gobierno moderno. A pesar de que algunos periodistas y también algunos líderes del PP se empeñan en calificar al gobierno de Guillermo Fernández Vara, de "perfil bajo", puedo asegurar que nada más lejos de la realidad, no sólo por lo que relato sino también por otros testimonios que he vivido en primer persona y que prefiero mantener en el anonimato.

La idea básica consistiría en poner en marcha una planta piloto para la eliminación de alpechines mediante un sistema diseñado específicamente por la empresa, ubicado en Cañamero y con una inversión importante. La importancia regional del proyecto requiere de la implicación de la Administración Regional y en ese empeño trabajamos.

0 comentarios :