Profecía o simplemente espejísmo

Si en la legislatura anterior fueron los Estatutos, especialmente el de Cataluña, los que marcaron el inicio de un tiempo de la democracia, hasta entonces insólito en nuestro país, no quiero ni pensar que sucederá en estos primeros compases de la actual, donde el agua, la financiación, las balanzas y encima, la desaceleración económica, están generando algún que otro enfrentamiento político, aunque claro está que cualquier proyecto de cambio siempre suscita polémica, máxime cuando quien lo protagoniza es el rival político.

Mucho me temo que una nueva guerra va a estallar en este país, más bien dialéctica que de otra cosa, pero al fin y al cabo un conflicto que volverá a generar diferentes bandos , cada cual -como es lógico y normal- defendiendo sus intereses y los de los ciudadanos a los que representa. Será la batalla de las autonomías, un debate atrevido y necesario, para conducir a este país hacia el ecuador del siglo XXI, y que no estará exento de polémica. A pesar de todo, es una cuestión que cuanto antes quede resuelta y regulada mejor, para que cada cual sepa con qué cartas juega y en qué partida.

1 comentarios :

vicentealdea RESPONDER dijo...

Hola Felipe, te invitamos al que vengas el dia 1 de Mayo a Aldeacentenera.

www.vicentealdea.wordpress.com