Aplicación de la ley de Memoria Histórica

Una de las leyes más controvertidas aprobadas en la anterior legislatura fue sin duda la Ley de la Memoria Histórica, que entre otras medidas contempla en su artículo 15, la retirada de cualquier símbolo de la dictadura. De todos es conocido el grado de aplicación de esta medida concreta en función del signo político de quien gobierna en el municipio, de modo que existen ayuntamientos que nada más aprobarse la ley comenzaron, siempre ligados a ideas y partidos progresistas, y quienes aún se resisten a acatar la decisión parlamentaria y hacen caso omiso al contenido de la misma, en muchos casos porque tampoco existe un movimiento ciudadano que así lo reclame, o también porque no están de acuerdo con el contenido del texto, convirtiéndose en algunos casos en objetores a su aplicación y cumplimiento, a pesar de que el texto advierte de acciones concretas contra ese tipo de decisiones.

De todos es conocida también la ingente actividad y dinámica catalana por esclarecer y recuperar el pasado, e impulsar esta ley y su contenido, de ahí que la ciudad más importante de esa Comunidad, Barcelona, y más concretamente su ayuntamiento gobernado por el socialista Jordi Hereu, ha decidido costear la eliminación de placas de viviendas con el símbolo del Yugo y las Flechas, a aquellas comunidades de vecinos que así lo decidan. Sin duda un gesto más de borrar algunas huellas de la sangría y posterior dictadura que padeció nuestro país, e incluso nuestros antepasados y familiares, de uno y otro bando, y que nunca más debiese suceder.


0 comentarios :