Relaciones entre tabaco y embarazo

Si eres madre y tienes un hijo o una hija gruñona, con muy mala leche, o si por el contrario a raiz del embarazo rompiste con tu círculo de amistades o con tu pareja, piensa en que si eres fumadora, y fumaste durante el embarazo, esta ha sido la causa de tan singular mal. Lo ha desvelado un estudio realizado por la doctora Kate Pickett, de la Universidad de York, en el Reino Unido. Los expertos realizaron un seguimiento sobre 18.000 bebés británicos nacidos entre el 2000 y el 2002, así como a sus madres, que forman parte de un estudio mayor, y concluyeron que las madres que dejan de fumar cuando están embarazadas suelen tener bebés más alegres y adaptables, según revelaron investigadores británicos. En tanto, los bebés de las mujeres que siguen fumando son especialmente gruñones y los expertos creen que las madres que logran abandonar el hábito también se preocupan más por sus hijos en otros aspectos.
Del mismo modo los hijos de quienes no han fumado, por su parte, son más temperamentales que los bebés de las mujeres que abandonaron el tabaco, descubrieron los investigadores.

El tabaco puede afectar el crecimiento del feto y se ha demostrado que también daña a los niños que son fumadores pasivos de los cigarrillos de su madre.


0 comentarios :