Para vencer hay que convencer

Hoy he pisado de nuevo el campus de la Universidad de Extremadura, concretamente he estado toda la mañana por la Facultad de Derecho participando por segunda vez en el Club de Debate Universitario, una singular iniciativa que pretende fomentar este tipo de habilidad entre los universitarios extremeños cara a su futura vida profesional o social. La verdad es que es un lujo compartir opiniones con gente como Javier Rey, un cacereño al que conocí curiosamente en Guadalupe cuando disfrutaba de un campamento con los chicos del Sant Yago.También estuvieron Toñi, Emilio, Carlos Ongallo y su equipo de féminas (Rebeca, Prado y alguna más cuyo nombre no recuerdo), siempre atentas con los invitados. Hoy hemos tenido ocasión de valorar o emitir juicios sobre varios debates de distintos centros universitarios de Cáceres y Plasencia y la verdad es que no ha estado mal, con excepción de uno de ellos en el que el protagonismo lo han asumido algunas malas formas, falta de interés y de respeto hacia el rival y yo diría hacia el concurso en sí. En cualquier caso hoy comentaba a alguno de esos alumnos y alumnas que me preguntaban mi opinión y consejo sobre cómo mejorar, que hay que pretender siempre convencer más que ganar, pues con la premisa de la victoria se descuidan siempre otros aspectos fundamentales a la hora de transmitir opiniones y reflexiones en voz alta, ardua tarea donde las haya y os lo digo yo que cada reto, cada intervención de los martes en la radio, cada reunión con la gente, cada encuentro con las personas es diferente, a veces emocionante a veces agobiante.

El Club de Debate es sin duda una excelente fórmula y escuela para aprender a hablar en público, a defender posiciones y a escuchar a los demás, aspecto este último sumamente importante, especialmente en las relaciones humanas. Y sobre todo es para mi un lugar de encuentro y una oportunidad para, desde el puesto de jurado, poder observar en los universitarios algunos errores que yo también cometo, aprendiendo por tanto muchas lecciones que después me habrán de servir en mi trabajo y en mi vida.

0 comentarios :