Ancho de banda dudoso

Mientras que los medios nacionales recogen hoy que la banda ancha en nuestro país aumenta a un 19,9%, ofreciéndonos los datos de la Comisión del Mercado de Telecomunciaciones (CMT), yo sigo mi particular cruz, como imagino que casi todos los que navegáis en una zona rural como Las Villuercas. Mi cautiverio digital, me lleva a estar en muchos momentos con un ancho de banda muy por debajo de lo que tengo contratado. Eso supone que de los 3MB que Telefónica, perdón quise decir Timofónica, me factura todos los meses a razón de 39 euros, según la amplia y variada gama de test de conexión que he probado en mi computadora, me marcan casi siempre por debajo de 1Mb. Eso se le puede llamar de muchas maneras, pero para mi sólo tiene una denominación contundente que es la de fraude.

Por eso, por mucho que las estadísticas suban el porcentaje de banda ancha, por mucho que se diga que la brecha digital disminuye, por tantos y tantos argumentos interesados que pretenden vender una España digital moderna y vanguardista, sigo siendo de la opinión que los estudios, los sondeos, los análisis, etcétera, que se hacen de todas estas cuestiones, se deben hacer en las grandes ciudades, o al menos en los lugares en los que el ancho de banda no se cae, ni presenta desvíos tan impresionantes como los que os relato, y que son consecuencia -como en tantas cosas- del abandono que en ciertos ámbitos sigue sufriendo el medio rural, con respecto al urbano.

Por si no lo sabían la banda ancha de telefónica es un 27% más cara que la de otras compañías similares y un 20% más cara que en el resto de Europa.

0 comentarios :