Y tú ¿Qué talla usas?

|

Tengo que confesar que desde que me casé en el año 2000 y hasta el día de hoy, el diámetro de mis pantalones ha ido incrementándose, pasando de una 42 a una 46 o incluso superior, en función del modelo o del tipo de prenda. Nunca me he preguntado, ni siquiera me ha inquietado el hecho de que no existiese un tallaje más o menos armómico, o estandarizado, porque mi elección siempre se ha basado en el probador. Sin embrago, ahora parece que existe cierto interés por ello.

Hace unos días se nos ha dado a conocer el estudio antropométrico de la población femenina española, es decir una investigación para conocer a fondo cuáles son las tallas y medidas de las féminas españolas para saber en este caso, que patrón utilizar a la hora de fabricar las prendas de vestir.

Según este estudio el 86,1% de las mujeres de nuestro país está en rangos de Índice de Masa Corporal (IMC) convencionales -delgadez leve, peso normal o sobrepeso-, que no requieren de consulta o tratamiento médico; el 12,4% de la población femenina, especialmente entre las mayores de 50 años, sufre algún grado de obesidad. El 1,4% restante, sobre todo entre las más jóvenes, está en situación de delgadez moderada o severa; el 41% de las mujeres que han participado en la medición confiesa que tiene problemas siempre (10%) o algunas veces (40%) con las tallas de la ropa, de ellas un 43% por encontrarlas pequeñas para su cuerpo y un 22% por encontrarlas grandes.

Según el titular de Sanidad, Soria, este estudio se va a realizar también para el sexo masculino, algo que me sorprende enormemente, sobre todo pensando en que si estaba previsto hacer esto, porque no se ha hecho simultáneamente y utilizando los medios ya puestos en marcha con las mujeres. Me llama también mucho la atención el hecho de que no hayan salido a la palestra los colectivos de mujeres reivindicando que este estudio se hubiese realizado también en los hombres y sobre todo, los 1,5 millones de euros que parece ser la cifra que ha costado a las arcas públicas.

Mi pregunta ahora es saber si esto va a ayudar a combatir problemas como la anorexia o la bulimia, o por el contrario el hecho de establecer "datos oficiales" o standar sobre esto no generará algún que otro problema. Ya veremos en el futuro si esto, realmente sirve para algo o simplemente es una excusa para financiar alguna consultora o empresa en cuestión.

0 comentarios :