Los católicos catalanes contra las cuerdas

|

Alertado por un buen amigo y previo rastreo por espacios web y medios de comunicación, me he quedado realmente sorprendido con la noticia de que desde el pasado 29 de noviembre de 2007, la Generalitat de Cataluña está preparando una ley sobre centros de culto o de reunión con fines religiosos, cuyo texto fue publicado, claro está en catalán, con fecha 10 de diciembre de 2007. Según he podido consultar en algunos medios y en la web oficial del Parlament, realmente existe un anteproyecto de ley, que ha sido elaborado por la Dirección de Asuntos Religiosos de la Generalitat de Cataluña (que en última instancia depende de la vicepresidencia de Josep Lluís Carod-Rovira, de ERC), puesto en marcha en teoría para regular la proliferación de oratorios islámicos y protestantes que acompañan la fuerte emigración en Cataluña y que se instalan a veces en condiciones poco adecuadas de salubridad. Pero el texto resultante me da la impresión que recuerda más bien a un episodio de la época de Roma, cuando los cristianos eran perseguidos y echados a los leones.

Del texto se pueden deducir varias cosas:

Aplicado a las parroquias y tal como está redactado, el resultado es que cualquier alcalde puede cerrar en su ciudad cualquier parroquia, iglesias o centros de catequesis ("lugares de culto o de reunión con fines religiosos", es decir, cualquier local religioso). Grandes iglesias, pequeños oratorios, locales para la catequesis de los niños, monasterios... todo cae bajo el "poder de cierre" del alcalde de turno.

Sólo quedan fuera los "centros de culto o reunión religiosa" de hospitales, tanatorios, prisiones y los ubicados en "espacios destinados a otras actividades principales". También quedan "a salvo" los edificios del inventario de Patrimonio Artístico o Arquitectónico (la obra de Gaudí, el Monasterio de Poblet, las iglesias románicas de la Vall de Boí, etc... un porcentaje diminuto del total de centros religiosos).

Es posible que todo tenga que estar regulado, y que para que todo vaya bien se deban controlar ciertas actividades, entre ellas la religiosa. Pero mi pregunta es ¿También se van a controlar las sedes de los partidos políticos, sindicatos, colegios profesionales, asociaciones de vecinos, los cortijos de caza, etcétera? O por el contrario esta cruzada legal solo se va a hacer con el único objetivo de la persecución religiosa, algo que iría en contra de algunas de las libertades básicas recogidas en la Constitución Española de 1978.

En fin, que me da como un poco de miedo todo esto, y me preocupan mucho estas y otras consecuencias que el Estatut está generando. Parece que es poco apropiado de un Parlamento moderno y vigente en el siglo XXI, en plena democracia, este tipo de propuestas malintencionadas. Claro que si lo que importa es mantener el gobierno a toda costa, eso es otra cosa, lo cual resulta desde mi punto de vista mucho más lamentable, y poco acertado. Ahora, que después de lo de Carod en Televisión, cualquier cosa.


0 comentarios :