Huida a Egipto

Según la Organización de Naciones Unidas, ONU, a través de su agencia para los refugiados en Gaza, unas 350.000 personas cruzaron las fronteras entre Gaza y Egipto, tal y como recoge hoy mismo el diario “El País”, como respuesta al enésimo acto de represión de Israel (El Rey Herodes) al pueblo palestino, esta vez en modo de bloqueo comercial, cuyas consecuencias ha provocado este particular éxodo hacia la tierra de los faraones. Hamás dinamitó ayer los muros que separaban ambas fronteras para poder abrir hueco a la peregrinación y de paso aliviar la terrible situación que según nos cuentan los medios de comunicación se está produciendo en esta zona de Oriente Próximo, conflictiva y turbulenta donde las haya.

Estamos ante las puertas de una nueva crisis humanitaria, de esas que desgraciadamente se cuelan por nuestra retina con demasiada frecuencia, y que son clara consecuencia de conflictos políticos, algunos de ellos diríamos que males endémicos que parecen no vislumbrar un futuro diferente, y que no alcanzamos a entender quienes estamos en otra onda o tenemos el privilegio de vivir en países más avanzados, al menos al día de hoy, en cuanto a democratización.

Organizaciones como la ONU, respaldada por la amplia mayoría de países del mundo deberían impulsar de una vez por todas acciones de pacificación para esta zona caliente del planeta, ahora que se habla tanto de alianza de civilizaciones y de globalización. Qué mejor manera de poner en práctica toda la filosofía de la alianza para acabar con estas terribles situaciones que viven miles de personas, establecer fórmulas para evitarlo y tener el coraje suficiente para ello.

En cualquier caso, lo mejor que ha podido pasar es que este éxodo se haya producido con Egipto. No quiero ni pensar qué hubiese pasado o quizás qué puede pasar si esta huida se hubiese realizado con la frontera israelí.

0 comentarios :