ETA pasa olímpicamente del artículo 21

|

Una de las lecciones que el último atentado terrorista producido en Francia y las reacciones del mismo me han enseñado, ha sido el de evidenciar que el éxito de las manifestaciones está más que cuestionado, no porque lo diga yo, sino porque lo hemos visto y lo venimos observando en los últimos tiempos. Todos sabemos que se trata de un acto de democracia y de solidaridad necesario, y la única ocasión para, de manera cívica y silenciosa, poder reivindicar esos valores, derechos y obligaciones que se recogen en la carta magna, que ahora cumple 29 años. Sin embargo, esta lícita fórmula de convocar a la sociedad ante una inquietud general o particular, al objeto de reclamar ciertos intereses, en mi opinión se está desvirtuando demasiado y está generando, cada vez con mayor frecuencia, discordia y desasosiego, sin dejar de lado el excesivo protagonismo político que se pretende acaparar en perjuicio de otras connotaciones que habrían de ostentar mayor peso.

Al terror y a los asesinos que lo practican jamás se les combatirá con manifestaciones y con actos sociales similares, eso ya no tiene efecto, ni siquiera entre la ciudadanía que está más que solidarizada y concienciada con la causa. Hay que fortalecer más otros cauces y utilizar otros canales, siempre con el estricto cumplimiento de las normas del estado de derecho, pero con contundencia. Me refiero obviamente a la lucha policial, a la unidad de los principales partidos políticos y a la mayor implicación de los ciudadanos, especialmente los que viven más cerca de los focos y de los orígenes de quienes se empeñan en reivindicar ideales obsoletos y desfasados en el tiempo.

En este sentido, el diálogo entre los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado y el gobierno ha de transcender más allá de lo contenido en la hoja de servicios, exige escuchar y atender sus reivindicaciones laborales, y dotarles de ese plus, tan necesario, que fortalecería su trabajo y con ello, sin lugar a dudas, la lucha contra los asesinos de ETA.

0 comentarios :