GENROSSO EN EXTREMADURA

|

Ayer el Auditorio de Cáceres, con un aforo casi al completo, acogió un espectáculo a cargo del grupo GENROSSO, concretamente su musical Streetlight, que nos adentra en la vida de Charles Moates, un chico afro-americano de su ciudad Chicago, durante los años 60, que fue asesinado precisamente por defender la unidad del mundo sin violencia.

Pegado a mi sillón, junto a unas buenas amigas -conocidas minutos antes del concierto, entre ellas la madre de mi amigo Carlos y sus vecinas, una de ellas con fuertes lazos con nuestro pueblo preferido, Guadalupe- disfruté como el resto del público de una variada música y unas profundas letras que nos hicieron reflexionar sobre nuestro papel en el mundo, la unidad de las gentes, la integración de las culturas y el respeto a las creencias y religiones. Tengo que confesar que me enamoré de ese personaje, de Charles Moates y del desparpajo del actor al representar su papel, Paul Kysyaba A., por lo visto cuyo origen es la República del Congo.

Mucho público, de todas las edades, para disfrutar de un espectáculo hecho a medida y con una fuerte dosis de mensaje y de contenido social. Justo lo que a mi juicio se echa de menos en muchos programas y festivales que de dirigen por ejemplo a los jóvenes.

Finalmente, mis felicitaciones a la organización y mi saludos a mis nuevas amigas.

Para que disfrutéis de parte de lo vivido, eso sí, en otro lugar del planeta, os traigo este trozo de Genrosso.


0 comentarios :