Sentencia polémica

|

Os traigo hoy el artículo que el diario Extremadura me ha publicado hoy:

No alcanzo a entender como después de que a Juan Carlos Rodríguez Ibarra , se le acusase en algunos medios de comunicación de haber puesto a disposición de Vara un despacho oficial tras el 11-M y tras la presentación por su parte de las correspondientes acciones legales en un juzgado de la capital extremeña, se pueda sentenciar del modo en que se ha hecho, sin que exista cargo alguno para quienes -desde mi punto de vista de manera evidente- pretendieron dañar la imagen y el prestigio del entonces presidente de los extremeños.

Me pregunto sobre por qué en este país, donde se entiende que la democracia está consolidada, aún sigue existiendo esa impunidad --por no decir injusticia-- que hace que ciertas personas puedan hacer y deshacer a su antojo, poner a caldo a cuantos ciudadanos les venga en gana, faltarle el respeto sin escrúpulos a quienes en ese momento les están molestando, directa o indirectamente, por voluntad propia o actuando de voceros de quienes les mantienen en su puesto, y después se vayan de rositas, como si nada. Permítanme que manifieste mi indignación, no por los últimos acontecimientos, que también, sino porque estamos entrando en una dinámica de indefensión, del todo vale y de la concesión intolerable de un poder, el denominado cuarto, que parece abrirse hueco con fuerza en este mundo.

Flaco favor se le hace a una sociedad, a la credibilidad en unos valores adquiridos con tanto sacrificio y al normal funcionamiento que nos permite una convivencia pacífica y sosegada, si se producen sentencias incomprensibles al sentido común y contrarias a cualquier lógica humana. Hace unos días nos informaban de que un joven ebrio, con control de alcoholemia positivo, había sido absuelto por un juez. Ahora hemos conocido esa sentencia que un juez en Mérida dicta, donde presuntamente con la ley en la mano no entiende que se haya vulnerado ningún derecho, y con ello vuelva a surgir el debate sobre el poder de algunos medios.

0 comentarios :