Pinceladas de un gobierno exitoso

|



Os preguntaréis sobre el extraño garabato que aparece ilustrando el post, pues sencillamente es el primer dibujo de mi hijo César en el colegio. Parece que son unos cuantos soles, aunque si entre los visitantes de este blog existe algún especialista en estos temas, que nos lo diga en un comentario. Es una pedantería que quise traer hasta el ciberespacio porque me hacía ilusión.

En otro orden de cosas, quisiera dedicar unas palabras a la política y más concretamente comentar alguno de los acontecimientos surgidos en los últimos días, especialmente la elección del futuro candidato a la Presidencia del gobierno por parte del principal partido de la oposición, el PP. Sin duda se trata de algo que todos sabíamos y de lo cual me alegro, fundamentalmente porque con este candidato no sólo va a ganar Zapatero las elecciones sino que va a incrementar su ventaja con respecto a las elecciones de marzo de 2004. Mis amigos y amigas del PP me dirán lo contrario, pero es que como se suele decir "Segundas partes nunca fueron buenas" y este gallego ya ha fracasado en su anterior intento. Aunque el partido al que representa está acostumbrado a este tipo de circunstancias, o si no que se lo pregunten al que presentaron en Extremadura para derrotar a Guillermo Fernández Vara. Un fracaso, cuyo desenlace habíamos vaticinado con mucha antelación y que finalmente fue lo que todo el mundo esperaba.

La cuestión es que los ciudadanos que no participan activamente en la vida política, ajenos a las siglas y militancias de un determinado partido, suelen ser consecuentes y reflexivos a la hora de decantarse por un partido u otro, cada vez más diría yo. En ese sentido confío en que se haya tomado buena nota de todas las acciones de gobierno que Zapatero ha llevado a cabo con éxito, especialmente aquellas relacionadas con lo social y el acortamiento de desequilibrios y deficiencias en colectivos como los gays y lesbianas, la conciliación de la vida familiar y laboral, la violencia de género, la baja laboral para padres, el estatuto de los autónomos y por supuesto, el arriesgado y comprometido intento de acabar con el terrorismo de ETA, cuya guardia nunca se ha bajado, tal y como se está demostrando con notable éxito en los últimos tiempos.

Por eso, ahora que comienzan a perfilarse las estrategias de conquista de la Moncloa, no debemos dejarnos embaucar más de la cuenta, y si valorar este tiempo de logros y buen hacer que en mi opinión se han conseguido en este país.

0 comentarios :