Mañana, camino de Alía

|

Antes de emitir ninguna opinión o reflexión quisiera unirme al duelo generalizado, especialmente del mundo del fútbol, por la muerte de este joven futbolista, Antonio Puerta,cuya pérdida nos ha conmovido en mayor o menor medida a todos, supongo que por el bombo que se le ha dado, aunque se trata de una muerte muy dramática por la situación personal y el contexto en el que se ha producido.Desgraciadamente esto ocurre en numerosas ocasiones, a personas anónimas, a las que no se le dedican tantas líneas en la prensa, pero todo es comprensible.

Solo unas palabras, mejor dicho unas letras, para poder dejar constancia de algunas cosas que han marcado la jornada. Estuve, después de varios meses, en el mercadillo, una cita semanal con el pequeño comercio y la venta ambulante, donde la gente se echa a la calle para además de llenar la cesta de la compra darle rienda suelta a la "sin hueso", para echar un palrrao y para enterarse de los últimos cotilleos del pueblo. Son sin duda unas costumbres muy españolas, que forman parte ya del catálogo de tradiciones arraigadas y cuyo fenómeno, antropológico y sociológico, debería estudiarse porque a buen seguro que aprenderíamos mucho.

Mañana comienzan oficialmente las fiestas patronales en honor a la Morenita con el pregón que este año dará el escritor Jesús Sánchez Adalid, un lujo para la ocasión cuyo cierre correrá a cargo de mi amigo David Ortiz a la flauta travesera acompañado de un pianista.

Ya os contaré, os dejo porque mañana tempranito salgo a pie para la vecina Villa de Alía, recorriendo el camino viejo, unos 12 kilómetros que espero superar sin problema en aproximadamente 2 horas y media.

0 comentarios :