Visita al Palancar

|

Ayer un grupo de amigos, miembros de la Coral de Guadalupe y compañeros de las actividades parroquiales compartimos una jornada de distensión y entretenimiento, alejados de la Puebla. Escogimos el Monasterio franciscano del Palancar, ubicado en el municipio cacereño de Pedroso de Acím, lugar de recogimiento que en estos días acoge a más de una centena de pascuístas, jóvenes y no tan jóvenes, procedentes de varios lugares del país con el objetivo de encontrarse con Jesús, de vivir las emociones y el sentido de la Pascua en la Iglesia.

Esta jornada también sirvió para reencontrarme con los hermanos franciscanos: Fray Manuel Buiza, Fray Paco (Guardián del Palancar), Fray Vidal y otros hermanos de Francisco de Asís.

Este lugar es sin duda una de las joyas del franciscanismo y uno de los rincones más hermosos de nuestra querida Extremadura, donde naturaleza, arte y espiritualidad se conjugan sin esfuerzo.

Antes, pasamos por Serradilla y tuvimos oportunidad de visitar el afamado Cristo que nos impresionó muchísimo, y disfrutar de un paisaje privilegiado a orillas del Parque Nacional de Monfragüe.

Extremadura está llena de contrastes y es un paraíso por descubrir.

0 comentarios :