Reflexiones sobre el desarrollo rural

|

Extremadura acoge estos días el V Congreso Internacional de la OCDE sobre desarrollo rural, lo que demuestra una vez más la importancia que las zonas rurales tienen a nivel global y el papel que Extremadura tiene en las políticas y acciones desarrolladas en torno a este tema.


Quisiera realizar una serie de propuestas, reflexiones, ideas o posicionamientos, de manera muy sintetizada, los cuales se van a basar en los tres aspectos que durante estos últimos quince años han marcado el desarrollo rural en Extremadura y que son: los territorios, los grupos y sus programas.


Con respecto al territorio, parece quedar suficientemente demostrado y contrastado que lo que nosotros denominamos comarca es la dimensión adecuada para implementar medidas y acciones de desarrollo rural específicas para ese espacio y basadas en necesidades propias del mismo. Ahora bien, existen determinadas inversiones que por su cuantía e importancia necesitan de una mayor masa crítica y por tanto del concurso de estructuras más amplias, existiendo ya en marcha lo que se denomina cooperación interterritorial y que viene a ser en definitiva el establecimiento de alianzas esporádicas de grupos para incrementar sus posibilidades de acceso a determinados recursos, imposible de alcanzar por ellos mismos. En este sentido la Red Extremeña de Desarrollo Rural, entidad donde se representan los intereses de estos grupos debe ser un organismo capacitado para abordar proyectos de envergadura que contengan medidas comunes a todos los territorios y que tengan un carácter más regional.



En referencia al Grupo es importante tener en cuenta que se debe realizar un esfuerzo por mantenerlo en el territorio como interlocutores entre la sociedad civil y las diferentes administraciones, deben tender a despolitizarse en la medida de lo posible dándole mayor peso al sector asociativo y al sector empresarial. Sólo así, con un compromiso social decidido se podrá crear el sustrato adecuado para asegurar su credibilidad y representatividad objetiva del territorio, su sostenibilidad futura y su papel de integración de todos los sectores.


Finalmente, los programas que se pongan en marcha para poder desarrollar de manera integral los territorios y a su vez contribuir de manera paralela y coordinada al desarrollo regional, deben hacer posible un acercamiento de las políticas y disminución de interlocutores (administrativos y burocráticos). Es fundamental diseñar programas y planes escuchando a todos los interlocutores a los que finalmente se dirigirán, específicamente porque estamos de alguna manera garantizando el éxito de su aplicación. En este sentido el Consejo de Desarrollo Regional creado en esta legislatura debe consolidarse de verdad, dotarse de contenido y actividades, con un presupuesto específico y con un equipo de técnicos que dinamicen y reciban propuestas de todas las zonas rurales, que generen debate y que permitan la participación de todos y cada uno de los sectores y agentes implicados en el desarrollo. Unido al anterior, me parece oportuno contar con recursos económicos, incluso de la propia administración autonómica que apuesten por los Grupos de Acción Local, por su forma de gestión y por los excelentes resultados que su forma de operar generan. En este sentido, tiene que haber un compromiso serio, fundamentalmente en lo económico, que permita mantener ciertas estructuras organizativas y técnicas, sin necesidad de tener que mendigar al final del periodo, sin depender como hasta ahora de fondos de la Unión Europea, sino que se confíe en estas fórmulas de gestión, se las dote de mayores competencias e incluso se las utilice para poner en marcha programas piloto de cooperación entre administración autonómica y zonas rurales, no sólo en el ámbito del desarrollo rural sino también en cuestiones de salud, infraestructuras, educación… Uno de los ámbitos que considero prioritario para poder mejorar las zonas rurales y su progreso es sin duda, posibilitar líneas de investigación y desarrollo orientadas hacia productos específicos de los territorios, a nuevas formas de fijar población, al uso de las nuevas tecnologías y a dotación de servicios en igualdad de condiciones con respecto al medio urbano.

0 comentarios :