Volar muy alto

|


Hace unos días me sentí realmente privilegiado cuando desde Guadalupe y de camino hacia Mérida me encontré con un grupo de grullas madrugadoras que me regalaron una imagen de ensueño que nunca olvidaré y que me hicieron por momentos considerarme superior a mucha gente, por ejemplo a quiénes por motivos de trabajo o de otro tipo tienen que atravesar las grandes urbes de este país, sin percibir ni un ápice de autenticidad y de sosiego, e inmersos en un grado de actividad exagerado y para nada recomendable.

La imagen que aquel día tuve la fortuna de retener en mi interior no es para nada casual y es, desde mi punto de vista, una de las ventajas que esta Extremadura, mayoritariamente rural, ofrece a quiénes la transitan con esa disposición al disfrute y a la tranquilidad. Afortunadamente las grullas no están solas y junto a esta especie otras muchas -como los buitres leonados y negros en el “Salto del Gitano”, las cigüeñas en Brozas, los cernícalos primilla en Almendralejo y Trujillo, los aguiluchos cenizos en Sierra de Fuentes, etc.- han logrado enamorar a muchas personas, de dentro y fuera de nuestras fronteras, gracias a cuya particular relación han surgido interesantes proyectos y sobre todo, una conciencia sobre la necesidad de conservación de esta avifauna que convive con nosotros y que merece un profundo respeto. En este sentido es de destacar la protección que gran parte de nuestra región tiene para con este tipo de seres, necesaria y esencial para disfrutar de su presencia y para asegurar su sostenibilidad.

La celebración de la Feria Internacional de Ornitología que Extremadura acoge por segundo año consecutivo es por tanto un acierto y un avance muy importante para que estas sensaciones -que he sufrido en mis propias carnes- con una implicación de toda la sociedad y con una revalorización de la ornitología que contribuya a la conservación de estas especies, puedan formar parte de la imagen de Extremadura y del muestrario de emociones que deben caracterizar a esta tierra, como un elemento más de esa autenticidad que creo nos permitirá volar muy alto

0 comentarios :