Liderazgo político

|

Me sorprenden algunas opiniones de personas que aún no se han enterado que el candidato del PSOE para la Presidencia de la Junta de Extremadura tiene su propia personalidad y forma de hacer política. Se afirma, y en eso tienen razón, que Rodríguez Ibarra juega en las próximas elecciones. Evidentemente, lo hacen todos los ciudadanos y ciudadanas que votan, y con mayor motivo, una persona que, hoy por hoy, representa los intereses de unas determinadas siglas en Extremadura y cuya Secretaría General obstenta, o ¿acaso los Secretarios Generales de los partidos no deben velar porque la política del partido y sus candidaturas tengan el mayor respaldo posible y los mejores resultados en unos comicios? De ahí a manipular todo hay un abismo.
Da la impresión al leer ciertos puntos de vista que Fernández Vara es una marioneta al servicio de su antecesor, cuando es obvio que las formas y maneras de organizar el camino hacia la Presidencia de este candidato son "muy personales" e incluso me atrevería a decir que demasiado generosas para con la ciudadanía, valorando lo que hasta ahora hemos tenido y sobre todo el esfuerzo personal que se está realizando. Evidentemente un lider político o "animal político" no se hace de la noche a la mañana, necesita de tiempo y sobre todo de confianza, pero además necesita ser lo que se suele denominar "buena gente" y fundamentalmente exige cierta vocación personal que sólo se tiene cuando existe el convencimiento y la fe en uno mismo y sobre todo en el pueblo y las personas a las que se pretende representar. De momento todas estas condiciones parecen enriquecer a Vara y le generan un plus que ya quisieran otros para sí.
Ibarra está más tranquilo que nunca, sobre todo porque sabe que Extremadura tiene la oportunidad de estar dirigida por una persona capacitada y con cualidades, porque existe un proyecto nuevo e ilusionante para esta región y porque observa que la gran mayoría de los ciudadanos y ciudadanas valoran positivamente al candidato. Si existe algún profesional que mueva los hilos de las marionetas en esta país ese es sin duda el señor Aznar, que incluso después de algunos años ha reconocido públicamente que en Irak no había armas de destrucción masiva y aún tiene la poca vergüenza de seguir dando conferencias y charlas, como si no hubiera roto nunca un plato. Esto si es un líder.

0 comentarios :