Más cines, por favor

|

El frío intenso que la nieve nos ha dejado en Las Villuercas me ha traído a la memoria recuerdos de mi niñez, de esos que uno siempre espera volver a vivir o al menos poner empeño para que sus retoños lo hagan, si no en las mismas condiciones al menos de manera similar.

Cada domingo por la tarde, paga en mano, nuestra mente pueril sólo vivía para el cine. El destino más fascinantes de nuestro ocio se culminaba cuando las luces de aquella sala de mi pueblo, hoy convertida en discoteca, se apagaban y comenzaba la magia del cine, la felicidad de una época en la que nuestros juegos semanales en la calle -a base de fuertes dosis de balón, “churro, mediamanga y mangotero”, “el limbo” y “la goma”, entre otros- se veían culminados con la asistencia dominical al cine.

La nostalgia de aquellos años, a buen seguro compartida en muchos pequeños pueblos de Extremadura, me hace soñar con nuevas oportunidades y nuevas fórmulas para poder revivir aquellas experiencias, si no para uno mismo por la propia evolución de la vida, sí para los niños y jóvenes de hoy, que por el mero hecho de vivir en un pueblo pequeño o en una zona rural, no tienen acceso al espectáculo que supuso en los pueblos el cine, y que aún en la actualidad, está en auge de manera muy exclusiva en las zonas urbanas. Por mucho que se pretenda, el Home Cinema y el Emule, no han logrado revivir esta filosofía cultural, ni siquiera de manera vaga.

Muchos cines de aquellos años siguen en estado de latencia, con las butacas vacías y pendientes de que un alma concienciada, romántica, o quizá una ayuda pública para su rehabilitación, hagan posible su vuelta a la vida. Estos espacios de ocio, hoy comandados por planes de viabilidad y por volumen de entradas vendidas, necesitan de nuevas fórmulas de financiación imaginativas, especialmente para que las zonas rurales sigan soñando con recuperar lo que fueron estos patios de butacas, y todo lo que supuso esta manera de concebir y vivir la cultura. Luis Eduardo Aute, supo plasmar muy bien esta concepción en su canción dedicada al séptimo arte y con las notas de la misma en mi memoria, sueño con que esto pueda cambiar pronto
.

0 comentarios :