EXPERIENCIA TAU 2008

Desde el viernes, día 1 de agosto, y hasta el próximo día 7, Guadalupe es la capital del franciscanismo juvenil, y de la ya conocida "Experiencia TAU", que un año más convoca a frailes menores de España y Portugal, y a jóvenes y no tan jóvenes, que aprovechan estos días para reflexionar, orar, divertirse y vivir experiencias en comunidad y fraternidad, al estilo de la orden franciscana.

Ayer, tuve la suerte de compartir con ellos una jornada de peregrinación que celebraron y que nos llevó a recorrer muchos kilómetros procesionando a una imagen de la Inmaculada. Me encomendaron, y por ello me siento útil y a la vez agradecido, el dirigir al grupo entre las localidades de Alía y Guadalupe, por el viejo camino de peregrinos que todavía usan centenares de personas que por el mes de septiembre y provinientes de muchas zonas de Castilla-La Mancha se acercan al Santuario a venerar a la Morenita. El calor nos jugó una mala pasada y hubo momentos muy duros, donde se rozó la desesperación, pero al final todo salió bien. Salimos de Alía a las 9 de la mañana y llegamos al Monasterio al filo de las siete de la tarde, pasando por la ermita de San Blas, en la que comimos y pasamos varias horas descansando.

Alguien tenía que ejercer de brújula en un camino para el grupo desconocido y esa misión se me encomendó, la que intenté hacer con responsabilidad y con el compromiso de velar porque nadie se quedase rezagado. Tuve que hacer algún tramo varias veces, regresando a por las "ovejas perdidas", pero al final, al pesar del cansancio, el espíritu se fortaleció y con él, se cargaron las pilas que, todos, de vez en cuando, necesitamos repostar.

Hoy la experiencia sigue, y esta noche la plaza de Guadalupe acoge un musical en torno a la vida de San Francisco de Asís. El grupo permanecerá en Guadalupe hasta el próximo día 7 de agosto.

La celebración de los 100 años de la llegada de la Orden de frailes menores a Guadalupe ha posibilitado y motivado este encuentro, y será un motivo más de celebración de eventos culturales y lúdicos, y donde espero se reconozca la labor desarrollada en este pueblo, aunque ya se sabe que existen mucha tirantez y mucho recelo entre el pueblo y la comunidad franciscana. Digo yo, que algo bueno habrán hecho en sus 100 años, y que justo es reconocerlo.

Como agradecimiento a lo mucho recibido os dejo con estas imágenes del camino:



0 comentarios :