El futuro de los funcionarios extremeños

Existe una máxima que casi todos hemos tenido en algún momento de nuestra vida, especialmente cuando decidimos estudiar una carrera universitaria. Ese deseo no es otro que el ser funcionario y disponer de un empleo fijo, para toda la vida. A medida que pasa el tiempo, y quizá también con los años, esto cambia un poco, sobre todo cuando uno va tirando y sobrevive trabajando por cuenta ajena en el sector privado.

Hoy, he leído en La Vanguardia, una noticia que sitúa a la comunidad extremeña como la región española donde existe el mayor porcentaje de asalariados funcionarios, un 23%, situándose en el extremo opuesto a Cataluña, que sostiene un 8%. Estas cifras suponen que para cada 1.000 habitantes nuestra administración aporta 82 funcionarios, tienen muchas interpretaciones y a buen seguro están justificadas. Sin embargo, quienes lo vemos desde fuera, lo primero que se nos ocurre es que hay mucha gente metida en la administración, que en regiones como Extremadura vamos a tener serios problemas a la hora de poner en marcha la llamada e-administración o administración electrónica que supone que, se van a reducir en mucho, los trámites administrativos y por tanto, deberá producirse una auténtica reconversión humana, impulsada desde la administración para poder recolocar a muchos funcionarios.

Parece obvio que dado los tiempos que corren, la administración que hasta ahora ha sido protectora del empleo, a través de convocatorias públicas, especialmente en esta región donde posiblemente hacia más falta que en otras, por la contextualización y particularidades que aquí existen, deberá gestionar con otro criterio, fomentando, como ya lo viene haciendo el autoempleo e incentivando la creación de empleo privado, como también se realiza desde hace años. Guillermo Fernández Vara ya anunció la congelación de salarios para altos cargos, algo que se irá extendiendo al resto de funcionarios si la crisis continua, como más o menos todos intuimos. Se avecinan tiempos complejos para el funcionariado, en el sentido de que Extremadura, necesita realizar una profunda reforma y reconversión, dándose prioridad a aquellos sectores que realmente necesitan del apoyo y el paternalismo de la administración. En este sentido, los médicos, personal sanitario e incluso los perfiles relacionados con los servicios a la comunidad, deben ser los priorizados, sin descartar también la delegación de competencias a los ayuntamientos y con ello, fortalecer el empleo público local.

0 comentarios :