Necesitamos que nazcan niños

|

Hoy se cumplen cuatro años que experimenté las sensaciones, emociones y sentimientos que supone asistir al nacimiento de un bebé. Fue en el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, con la ayuda de una mujer que siempre recordaré, Beatriz Arjona, y sobre todo con la ayuda y el coraje de una madre ejemplar, la que llevó durante nueve meses a nuestro pequeño y que aquel día supo estar a la altura, con la ayuda de los profesionales y también de alguien en quien confiamos mucho, muy presente en nuestras vidas. Aquel día y los siguientes serán para siempre uno de los mejores recuerdos -aun muy vivo- de nuestra vida, y significan un antes y un después en la misma.

Después de 4 años te das cuenta que el tiempo pasa rápido, que todo ha cambiado mucho y que en lo que a natalidad se refiere parece que aún no se llega a alcanzar ese nivel que tanto necesitan Comunidades Autónomas como Extremadura. El asunto de traer al mundo una nueva vida es sumamente complejo, se trata como se dice popularmente de "un paquete que no tiene devolución", y que requiere de un fuerte compromiso en muchos momentos, al menos así lo concibo yo en mi corta e inexperta experiencia. Entiendo que desde las administraciones públicas, y en ese empeño ha trabajado el gobierno de Zapatero, se han logrado poner en marcha iniciativas insólitas en nuestro país como ha sido la baja paternal, las medidas de conciliación de la vida familiar y laboral, las ayudas a los pequeños, la sanidad bucodental, etcétera, y parece ser seguirá siendo un pilar importante en las políticas sociales. Solo desde ese compromiso y con algunas medidas más contundentes se puede ayudar y apoyar la paternidad, y sólo así se puede alcanzar el objetivo de crecimiento demográfico que, hoy por hoy, necesitan algunas zonas españolas, especialmente rurales. Espero y confío en que el próximo domingo la ciudadanía elija la opción adecuada que estimule e impulse este asunto de manera contundente, y nosotros, los que aún tenemos la opción de volver a repetir esa experiencia, lo hagamos con la confianza y tranquilidad que en los tiempos que corren se requiere.



0 comentarios :