Nada nuevo, salvo la presentadora

|

Ayer asistimos al último asalto del combate por la Moncloa entre José Luis Rodríguez Zapatero y el candidato del principal partido de la oposición. El debate, de cuyos resultados nos darán cumplida cuenta los diferentes medios de comunicación, fue una réplica casi exacta del primero, sobre todo en las intervenciones del líder popular, que volvió a las andadas, cometió los mismos errores -con mayor intensidad si cabe- y se acordó de nuevo de la niña. Por su parte Zapatero estuvo en su línea, venía preparado con asuntos de futuro, pero se encontró enfrente con una persona crispada, enfadada, desencajada a veces, lo que le hizo sacar su carácter -no todo lo que nos hubiese gustado en temas como el terrorismo o la inmigración.

En resumen, más de lo mismo, pero con un único partido interesado en dar a conocer a los españoles su programa de gobierno. El resto de las intervenciones, las venimos escuchando en el congreso, en los medios y en otros foros en los últimos cuatro años. Tengo que confesar que hubo momentos en los que me aburrí muchísimo, pero menos mal que estábamos 4.000 personas en Netoratón y allí pudimos disfrutar de una velada electoral inolvidable.

Conclusión: a votar todos sin falta, para apoyar a quien ofrece propuestas de futuro.


0 comentarios :